¿Cómo funcionan los insecticidas?

¿Cómo funcionan los insecticidas?

Los insecticidas controlan a las plagas de maneras específicas. La efectividad del tratamiento aumenta cuando el insecticida se usa de manera consistente con la manera que funciona. Esta información se encuentra en la etiqueta. Los Insecticidas residuales (persistentes) se mantienen activos en cantidades suficientes para matar a las plagas por lo menos por una semana, varias semanas, y aún años después de su aplicación.

 

Estos insecticidas residuales actúan al mantener un residuo tóxico de insecticida en una superficie en donde el insecto tendrá contacto. En cambio, los insecticidas no-residuales (no-persistentes) se descomponen rápidamente después de aplicarse.

Insecticidas residuales son útiles cuando insectos son un problema continuo, tales como el de las cucarachas en su casa.

Los insecticidas de contacto controlan la plaga al tener contacto con ella y se deben de aplicar directamente al insecto. Muy poco residuo tóxico se mantiene en una superficie después de rociar un insecticida de contacto.

La mayoría de los aerosoles y bombas contienen insecticidas de contacto. Los venenos estomacales son insecticidas comidos por un insecto para que el veneno entre al estómago y luego sea absorbido por el cuerpo. Muchos cebos son venenos estomacales.

Los Reguladores del Crecimiento de Insectos (RCIs) son insecticidas que alteran el crecimiento y el desarrollo de insectos.

Debido a que los insecticidas se usan para matar insectos, son tóxicos para el insecto y para los organismos que están cercanamente relacionados.

Algunos insecticidas matan a los insectos interfiriendo con la transmisión de nervios; estas clases de insecticidas son potencialmente tóxicos a otros animales, incluyendo a los humanos, porque el sistema nervioso en todos los animales es parecido en su estructura y función.

La toxicidad de cada insecticida es diferente y relacionada con su estructura química que es única. La mayoría de los insecticidas etiquetados y usados dentro de la casa para el control de las cucarachas tienen una toxicidad de baja a moderada y se debe de tener precaución para evitar la exposición hacia usted, hacia su familia y hacia sus mascotas.

Es mejor colocar los insecticidas estratégicamente para reducir la exposición hacia usted y hacia su familia. Por este motivo los servicios de fumigación realizado por profesionales suelen ser más efectivos eliminando a las plagas y reduciendo el riesgo para las mascotas y humanos.

En los últimos 20 años, los fabricantes han desarrollado productos que son menos tóxicos para las personas y para las mascotas.

Entre los insecticidas menos tóxicos para las personas y más efectivos para las plagas se encuentran el Fipronil y la Deltametrina los cuales funcionan aún mejor combinados aumentando su efecto residual que eliminaría a las futuras generaciones de plagas de los huevos que aún están por eclosionar y las plagas que pudiesen provenir de otros lugares.

Si buscas un servicio de fumigación profesional, con todas las características que garantizan una verdadera efectividad, recuerda que en Fumigación Universal, ¡Estamos dispuestos a ayudarte!

 

------------

Autor: Oliver E. Fernández Y.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Psicólogo, Especialista en Salud Pública

Diplomado en Comunicación Social.



Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados