El Caracol Africano - Peligroso invasor en Latinoamérica

El Caracol Africano - Peligroso invasor en Latinoamérica

El caracol africano, considerado como una de las cien especies exóticas más dañinas del mundo, es un peligroso molusco invasor, capaz de dañar cultivos y jardines, así como de transmitir parásitos que atentan contra la salud humana.

Fue traído a Latinoamerica durante la década de los 90 como mascota, alimento humano y para la elaboración de cosméticos y debido a su alta tasa de reproducción se ha esparcido por gran parte del continente.

El caracol africano tiene una concha muy cónica, con rayas alternas de colores marrón oscuro y beige. Además, posee un cuerpo marrón grisáceo con una banda más clara en el lomo y al estresarse produce baba.

Este molusco está incluido en la lista de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Su presencia pone en peligro las cosechas que sirven de sustento a los agricultores.

El caracol se alimenta de plantas pero también consume desperdicios, por lo que genera parásitos y bacterias los cuales afectan la salud de los seres humanos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que tocar al caracol gigante africano puede ocasionar enfermedades como: meningitis, bronquitis, trastornos intestinales y encefalitis.

La proliferación de estos moluscos se da en zonas húmedas y lluviosas  lo que favorece su reproducción. Debido a que son hermafroditas, llegan a poner hasta 1.200 huevos!. Además no poseen depredadores naturales y tienen la capacidad de quedarse en clima frio invernando o en clima caliente estibando, es decir, como en un estado de pausa. Cuando las condiciones climaticas vuelven a estar adecuadas, se reactivan  y empiezan a salir de los sitios donde están escondidos.

Expertos aseguran que es necesario realizar un control manual para poder erradicar a este animal dañino que no tiene depredadores naturales. Recomiendan emplear guantes especiales de látex. Además instan a colocarlos en un recipiente y verter sobre ellos arsenato de calcio en el cuerpo hasta lograr la deshidratación, es importante además llevarlos a la autoridad ambiental y no arrojarlos a la basura porque allí pueden refugiarse comer desechos y reproducirse esparciéndose por toda la  zona.

Por la facilidad de cometer errores al manipularlo teniendo contacto directo con el o con algún utensilio que pudo impregnar de su baba y los riesgos de contraer alguna de las múltiples enfermedades que trasmite el Caracol Africano,  es recomendable dejar su exterminio en manos de empresas expertas en fumigación y control de plagas.

¿Deseas eliminar los Caracoles de los alrededores donde habitas con tus hijos y evitar las enfermedades que trasmite? Pues contrata a los expertos. En Fumigación Universal estamos dispuestos a ayudarte!

 

------------

Autor: Oliver E. Fernández Y.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Psicólogo, Especialista en Salud Pública

Diplomado en Comunicación Social.



 


Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados