Así es como un zancudo roba tu sangre

Así es como un zancudo roba tu sangre

Observando cientos de especímenes de mosquitos Anopheles coluzzii con una cámara de alta velocidad, los científicos descubrieron que los mosquitos comienzan a batir sus alas a una velocidad de 600 aleteos por segundo, en preparación para el despegue. A continuación, se impulsan suavemente hacia el aire con sus delgadas patas, levitando hacia un lugar seguro. Para cuando notas que ya te han picado, es demasiado tarde.

 

Solicitar Cotización


 


Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados