Caracol Biomphalaria : Vector del parásito causante de la Esquistosomiasis.

Caracol Biomphalaria : Vector del parásito causante de la Esquistosomiasis.

Caracol Biomphalaria  es un género de caracoles de la familia Planorbidae. Las especies de este género pueden ser  huéspedes  intermediarias (vectores) de Schistosoma mansoni, el parásito causante de una peligrosa enfermedad denominada “Esquistosomiasis”.

 

El género Biomphalaria corresponde a caracoles dulceacuícolas de la subclase Pulmonata y de la familia Planorbidae. Poseen una concha planiespiral, tentáculos filiformes y respiran a través de pulmones. Estos caracoles pueden ser encontrados en una gran variedad de habitas, en particular en aguas poco profundas (máxima de 1,52 metros), cuerpos de agua de tipo lénticos y lóticos con corriente débil. Se alimentan de algas acuáticas aunque también son capaces de vivir saprofíticamente, es decir alimentándose de materia orgánica en descomposición. Además son relativamente resistentes a la desecación y presentan un crecimiento continuo durante toda su vida.

Un estudio genético ha permitido comprobar que un antepasado de Biomphalaria glabrata colonizó África hace unos 3 millones de años y de él descienden todas las especies africanas incluyendo el Caracol Africano vector trasmisor de enfermedades como: meningitis, bronquitis, trastornos intestinales y encefalitis..​


A nivel mundial el género Biomphalaria es especialmente conocido por su rol como hospedero intermediario del parásito tremátodo Schistosoma mansoni, causante de la enfermedad Esquistosomiasis. Brasil y Venezuela tienen un total de 1,6 millones de personas que requieren tratamiento para esta enfermedad.

El ciclo de contagio de la Esquistosomiasis ocurre debido a que los gusanos adultos viven en las ramas más pequeñas de las venas mesentéricas intestinales de las personas infectadas, en los que ponen huevos que llegan a la luz intestinal y acaban en las heces.

Cuando las heces llegan a las fuentes de agua dulce, los huevos se convierten en larvas llamadas miracidios. Los miracidios llegan a los caracoles, en los que se reproducen asexualmente y generan otro tipo de larvas, llamadas cercarias, las cuales se escapan del caracol y se liberan en el agua.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) La transmisión a las personas se produce cuando las cercarías, que nadan libremente en el agua, penetran en la piel de los seres humanos que se bañan o tienen contacto con estas aguas. Una vez en el cuerpo humano, los esquistosómulas (gusanos jóvenes) penetran en los vasos sanguíneos y llegan al sistema venoso portal del hígado, donde maduran en gusanos adultos y finalmente migran hacia las vénulas intestinales, donde ponen huevos, cerrando así el ciclo. 

La Esquistosomiasis intestinal puede causar síntomas agudos como la erupción pruriginosa y crónica como la inflamación granulomatosa que rodea los huevos atrapados dentro de los tejidos biológicos. Los granulomas se pueden encontrar en la pared intestinal y pueden ser responsables de sangrado en las heces y dolor abdominal. Sin embargo, la mayoría de los síntomas son causados por la embolización de los huevos en las venas intestinales del hígado a través del sistema portal. Aquí, los granulomas se encuentran en los espacios del periportal y tienden a salir progresivamente lo que conduce a la fibrosis periportal. Los casos severos se asocian con la obstrucción del flujo sanguíneo y la hipertensión portal, provocando un cuadro clínico caracterizado por la esplenomegalia (agrandamiento del bazo), ascitis y várices esofágicas sangrantes que son principalmente la causa de muerte de  esta enfermedad. 

La Organización Mundial de la Salud recomienda la técnica de Kato-Katz y la evaluación de la situación endémica de la esquistosomiasis en un área geográfica determinada para el diagnóstico comunitario.

La estrategia recomendada por la OMS para el control de la esquistosomiasis en zonas endémicas es la distribución a gran escala del praziquantel a grupos de alto riesgo (niños en edad escolar, mujeres en edad fértil, incluyendo las mujeres embarazadas y personas expuestas profesionalmente al agua dulce). Así mismo, es importante abordar los determinantes sociales de la salud que pueden perpetuar el ciclo de transmisión de la enfermedad como acceso a agua segura, saneamiento mejorado y educación en salud para dar alternativas a los comportamientos de las comunidades endémicas que facilitan la infección.

Si deseas conocer más sobre las plagas y los vectores que trasmiten enfermedades, así como la forma de eliminarlo, recuerda que en Fumigación Universal estamos dispuestos a ayudarte!

 

------------

Autor: Oliver E. Fernández Y.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Psicólogo, Especialista en Salud Pública

Diplomado en Comunicación Social.



 


Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados