Chinche - Un peligro en tu cama

Chinche - Un peligro en tu cama

Luego de una larga jornada de trabajo o de estudio, todos deseamos llegar a casa y acostarnos para descansar, pero… ¿Qué pasaría si esa tranquilidad desapareciera por el probable ataque de un insecto en tu cama?!

 

Las chinches de las camas conocidos con el nombre científico de Cimex lectularius,  es la especie de chinche que mejor se ha adaptado al entorno humano. Se encuentra en todo el mundo y principalmente se alimenta de tu sangre mientas estas en la cama. Normalmente comienzan a alimentarse después de la puesta de sol, siendo más intenso el ataque alrededor de unas horas antes del amanecer.

Alcanzan su víctima desplazándose o incluso algunas veces subiendo por las paredes de habitaciones hasta el techo y dejándose caer sobre alguna persona cuando la detectan por el dióxido de carbono que exhalamos por la respiración.

De acuerdo a la National Pest Management Association, la chinche perfora la piel de su víctima con una especie de dos tubos huecos de su aparato bucal, con uno de ellos extrae la sangre de su huésped y con el otro inyecta su saliva la cual contiene anticoagulantes y anestésicos.

Después de alimentarse durante unos cinco minutos, la chinche regresa a su escondite. La picadura no puede ser sentida por las personas hasta unos minutos o incluso horas después de haberse realizado.

Las picaduras pueden encontrarse en diversas partes del cuerpo de las personas. La primera indicación de una picadura es el deseo de rascársela debido a la reacción que se produce a los agentes inyectados por el insecto.

Los chinches de la cama, son muy pequeños miden de 4 a 5 mm de longitud y se mueven muy rápidos para escapar de la vista de un observador por lo que resulta muy difícil detectarlo.

Las hembras de estas chinches pueden poner hasta cinco huevos al día y unos 500 en toda su vida Los huevos son de color blanco lechoso. El huevo madura en una o dos semanas. La ninfa recién emergida empieza a alimentarse inmediatamente. Pasa por cinco estadios ninfales separados por mudas antes de alcanzar la madurez. Deben alimentarse al menos una vez en cada estadio. A temperatura ambiente de una casa, tarda unas cinco semanas en desarrollarse completamente desde una ninfa recién emergida a adulta.

Las ninfas son traslúcidas, de color claro que van adquiriendo color oscuro según realizan las sucesivas mudas hasta alcanzar la madurez y los adultos de esta chinche son de color entre rojo y marrón, son aplastados, de forma oval, y sin alas, con unos pelos microscópicos que le dan una apariencia de tener franjas.

El efecto de las picaduras consiste en un abultamiento de la piel rojizo aunque también puede ser plano, normalmente acompañado de un intenso prurito después de varios minutos. El enrojecimiento y abultamiento de la piel es el resultado de una reacción alérgica a los anestésicos contenidos en la saliva de la chinche, que es introducida en la sangre de la víctima.

Las picaduras de la chinche de las camas pueden no ser distinguibles de las de los mosquitos, aunque las de las chinches suelen durar más tiempo hasta que desaparecen sus efectos. Las picaduras pueden no aparecer en el mismo momento y pueden tardar hasta nueve días en aparecer sus síntomas. Las picaduras de las chinches de las camas no suelen tener en su centro un punto rojo como suele ocurrir en las de las pulgas. Una característica que sí es similar a las picaduras de las pulgas es que suelen aparecer alineadas.

Las chinches de las camas son capaces de transmitir enfermedades de un huésped a otro. Se conocen al menos veintisiete patógenos (aunque hay autores que los estiman en cuarenta y uno) que son capaces de vivir en el interior de su cuerpo o en su aparato bucal. Entre las principales enfermedades que puede trasmitir la chinche se encuentran  la enfermedad de Chagas y  hepatitis B.​

La población mundial del chinche de las camas ha aumentado un 500% en unos pocos años. La causa todavía es incierta, pero la mayoría lo relaciona con el aumento de los viajes internacionales y el uso de nuevos sistemas de control de otras plagas que ahora no afectan a las chinches. Ya que las mismas fumigaciones con insecticida que se usaban contra las cucarachas (en especial la cucaracha alemana) ahora poco utilizada, ayudaban al control de las chinches.

¿Eres de las personas que disfruta el dormir tranquilo en tu cama? Si esa tranquilidad se ha visto perturbada por los insectos, no dudes en eliminarlos con un buen servicio de fumigación profesional. En Fumigación Universal estamos dispuestos a ayudarte!

 

------------

Autor: Oliver E. Fernández Y.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Psicólogo, Especialista en Salud Pública

Diplomado en Comunicación Social.




Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados