¿Cómo eliminar los escondites de las cucarachas?

¿Cómo eliminar los escondites de las cucarachas?

Las cucarachas son uno de los insectos que resultan más difíciles de eliminar y una de las razones es los recónditos lugares que escogen para esconderse. Estos insectos prefieren estar en lugares apretados y pequeños, ya que se sienten seguras, es en donde descansan, en donde se aparean y crían.  La mayoría de las cucarachas sólo necesitan un espacio de 1/16” (1.6 mm), entonces hasta grietas y hendiduras pequeños proveen suficiente refugio. También, las cucarachas prefieren superficies porosas como la madera, el papel, el cartón, el aislamiento, y la tela.

 

Solicitar Cotización

El acero inoxidable, el aluminio, las láminas de plástico, los azulejos de cerámica o las superficies de esmalte en el horno son las menos preferidas. Si cambia el hábitat, trate de usar los materiales que no les gustan a las cucarachas. Cuando se apilan materiales suaves y porosos (tales como el cartón ondulado), se forma un área para que las cucarachas puedan criar.

No acumule las bolsas de papel, las bolsas de plástico, las cajas de cartón, trapos o pedazos de madera en lugares en donde puede que haya cucarachas. Uno de los errores más grandes es el de guardar bolsas de papel entre un electrodoméstico y la pared porque establece un efecto apilador cerca de un lugar calientito. Esta práctica de guardar bolsas de papel es una forma excelente para que las cucarachas se críen.

Examine todas la áreas, en la cocina, los baños, cuartos de lavandería, sótano y en los armarios de almacenamiento, especialmente cerca de las trampas en donde se encontraron cucarachas. Organícese de nuevo y elimine cualquier desorden. Cualquier cosa portátil que provea refugio para las cucarachas se debe de cerrar herméticamente en un contenedor a prueba de cucarachas o bolsas gruesas de plástico.

¡Manténgalas Afuera! Después de que elimine el desorden, examine el cuarto entero, y encuentre todas las grietas, junturas y hendiduras más grandes de 1/16” (1.6 mm). No pase por alto los gabinetes y los muebles. Estas áreas necesitan ser selladas para que las cucarachas no tengan ningún lugar para esconderse.

Las áreas comúnmente olvidadas son las que se encuentran detrás del molde, en los agujeros pequeños de las puertas de los gabinetes, alrededor de las juntas de goma, alrededor de las pipas de agua, dentro de las patas huecas de las mesas de la cocina, en donde se juntan los gabinetes o las paredes, o alrededor de los electrodomésticos integrados.

El echar masilla es una manera fácil y económica para sellar la mayoría de los lugares en donde se esconden las cucarachas. Existen tres tipos de masilla:

  1. La masilla de látex usualmente es barata, pero con el tiempo el látex se va a rajar y encoger.
  1. Las masillas de acrílico son mejores que las de látex, pero de todas maneras se encogen con el tiempo. Además, es posible que las cucarachas mastiquen las masillas de látex y las de acrílico.
  1. ¡Las masillas de silicona son las mejores! Son más flexibles, impermeables y no pueden ser masticadas por las cucarachas. Antes de que ponga la masilla en las hendiduras, asegúrese de que las orillas del lugar que se están sellando estén limpias y secas. Pula la masilla para que forme un sello apretado. También, use suficiente masilla para llenar la anchura del espacio y con aproximadamente ¼ de una pulgada de hondo (6 mm). Usted tendrá que usar suficiente masilla para que dure. La desventaja de la masilla de silicona es

que la pintura no se pega a la superficie como en las otras masillas. Para los espacios que miden más que ½ pulgada, considere usar rellenos de espuma y ponga la masilla sobre la espuma. Si el tratar de poner masilla en todas las grietas o junturas en su casa le parece demasiado trabajo, use las trampas de vigilancia pegajosas para determinar en donde están establecidos los lugares de infestación de las cucarachas y centre los esfuerzos de poner la masilla y sellar en esas áreas.

Si las cucarachas están infestando las grietas o junturas, aplique una solución de limpieza y un polvo desecante  en estas áreas antes de poner la masilla. Los polvos insecticidas se pueden usar en los huecos. Después de que selle el área por completo, las cucarachas no pueden volver a usar ese lugar como un escondite. Aún los selladores de alto grado de silicona se necesitan revisar y limpiar con regularidad. Si la orilla comienza a descascarillarse o despegarse, limpie la masilla con un cuchillo, y remueva la sección entera de la masilla. Luego, límpiela con un material abrasivo, como por ejemplo con el papel de lija, y de nuevo aplique la masilla.

El eliminar los escondites es un paso necesario e importante pero la fumigación lo es aún más. Los servicios profesionales de fumigación acreditados por los organismos de salud resuelven los problemas de plagas, ahorrándoles a sus clientes: esfuerzos, peligros, tiempo y dinero. Si optas por  tomar la decisión correcta para solucionar el problema de plagas, recuerda que en Fumigación Universal. ¡Estamos dispuestos a ayudarte!

 

------------

Autor: Oliver E. Fernández Y.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Psicólogo, Especialista en Salud Pública

Diplomado en Comunicación Social.



Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados