¿Cuáles son los tipos de trampas para roedores?

¿Cuáles son los tipos de trampas para roedores?

La presencia de roedores como ratas y ratones en nuestra industria, comercio o en el hogar, más que repugnante suele ser peligroso. Muchos de estos animales no solo pueden destruir nuestras paredes, muebles, instalaciones eléctricas, lacenas o depósitos de alimentos por su hábito de roer, sino no que además, es un riesgo latente de contaminar nuestros alimentos y contagiarnos de numerosas enfermedades, entre las que se destacan: “Yersinia Pestis” conocida como la “Peste”, Hantavirus, Fiebre Hemorrágica, Leptospirosis, Salmonelosis, Rabia, Toxoplasmosis y otras, todas ellas mortales de no tomarse medidas medicas inmediatas.

 Existen muchos métodos para eliminar la plaga de roedores, alguna de ellas si son implementadas por profesionales experimentados pueden ser eficaces. Pero a muchos de nosotros, nos puede generar desconfianza el hecho de que no observemos al animal muerto o por el contrario, muchas incomodidades si lo que percibimos es la fetidez típica del animal en descomposición. Para darle solución a estos casos, lo mejor es el método de las trampas.

Existen múltiples trampas para roedores, a continuación describiremos las más comunes:

  • Ratonera: Una ratonera es un tipo especializado de trampa diseñada principalmente para la captura de ratones, pero también se puede usar para atrapar otros animales pequeños. Las ratoneras pueden ser puestas en el interior, en lugares donde hay una sospecha de infestación de roedores. Algunas ratoneras están diseñadas para la captura de otras especies de animales, como ratas, ardillas, y otros pequeños roedores
  • Cepo de muelle: El tipo tradicional se trata de un sencillo dispositivo con un arco de alambre y un muelle. El queso u otro alimento se coloca en una trabilla como cebo. El arco de alambre se cierra rápidamente y con mucha fuerza cuando, normalmente un ratón o una rata, toca la trabilla. El diseño es tal que el cuello del ratón se romperá; también puede quebrar sus costillas, o su cráneo. Las ratas, al ser más grandes, pueden escapar de las ratoneras, de modo que se utiliza una trampa más grande para ellas.
  • Boca ratonera: Esta ligera ratonera consiste de un conjunto de mordazas de plástico operado por un resorte en espiral y mecanismo de activación en el interior de la trampa, donde se coloca el cebo. El disparador cierra las mandíbulas, las cuales pueden matar a muchos roedores.
  • Ratonera eléctrica: Este tipo de trampa para ratones, más moderno, ofrece una descarga letal de electricidad cuando el roedor hace contacto con dos electrodos situados en la entrada, o entre la entrada y el cebo. Los electrodos se encuentran aislados en una caja de plástico para evitar lesiones a los seres humanos y animales domésticos. Pueden ser diseñados para uso doméstico.
  • Ratonera de ratones vivos: Otros diseños de ratoneras son los que capturan ratones vivos, para que puedan ser liberados en el medio silvestre. Es importante liberar al ratón rápidamente porque los ratones pueden morir de estrés o de deshidratación. La supervivencia después de la liberación no está garantizada, ya que los ratones tenderán a buscar asentamientos humanos, donde podrían encontrarse con ratoneras letales o pueden ser comidos por los depredadores.

A pesar de que el uso de ratoneras parece un método sencillo, puede generar importantes riesgos en su aplicación. Una rata puede estar aparentemente muerta y a la hora de sacarla de la trampa morderte repentinamente. Algunos roedores  pudieran estar contaminados con pulgas que trasmiten enfermedades o virus y bacterias que tras un mal manejo del animal muerto, pudiera resultar contagiado de una enfermedad peligrosa. Debido a esto es recomendable, tomar las siguientes medidas de seguridad:

  • Siempre lea y siga las instrucciones de la etiqueta del producto para el control de roedores.
  • Tenga cuidado de colocar las trampas en lugares donde niños y mascotas no puedan entrar a las trampas o use cajas de alojamiento.
  • La limpieza después de la captura de roedores es indispensable
  • Se recomienda usar guantes cuando va a botar el roedor muerto, nidos o cualquier material de nidificación.
  • Rocíe los roedores muertos o material de nidificación con una solución desinfectante y déjelos en remojo para 5 minutos antes de deshacerse de roedores o materiales en una bolsa segura de plástico.
  • Rocíe y limpie los alrededores de roedores muertos o material de nidificación con un desinfectante.
  • Coloque la bolsa de plástico con roedores o material de nidificación en otra bolsa de plástico junto con los paños o trapos que se usaron para desinfectar la zona.
  • Asegúrese de lavarse bien las manos con agua y jabón.

¿Ya elegiste la trampa más adecuada para tu caso? Si necesitas una mejor asesoría o decides trabajar con un profesional para controlar roedores, asegúrate que la empresa este autorizada por los entes competentes en tu País y use el Manejo Integrado de Plagas. En Fumigación Universal estamos dispuestos a Ayudarte!

 

------------

Autor: Oliver E. Fernández Y.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Psicólogo, Especialista en Salud Pública

Diplomado en Comunicación Social.




Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados