El cáncer que acecha a Monsanto

El cáncer que acecha a Monsanto

En el portal Web de EL PAÍS, (https://elpais.com/sociedad/2019/05/18/actualidad/1558174161_198674.html) de fecha 25 de julio, publicaron la siguiente noticia:

Con 13.400 demandas, la batalla judicial por el uso del glifosato, el pesticida declarado “probablemente cancerígeno” por la OMS, apenas acaba de empezar en EE.UU.

El 10 de agosto de 2018, un jurado popular de California condenó al gigante agroquímico Monsanto a indemnizar a los Johnson con 289 millones de dólares, una cifra espectacular que convirtió la palabra glifosato en nombre común. El glifosato es un compuesto químico desarrollado por Monsanto en los años 70 y el principio activo de dos productos, RoundUp y Ranger Pro. Se trata del pesticida más popular del mundo, de venta habitual en tiendas de jardinería. El juez redujo la indemnización a 78,5 millones. El jurado decidió que el glifosato probablemente provoca cáncer, que Monsanto lo sabía y que lo ocultó de mala fe.

 

En marzo de 2015, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), dio un vuelco a la literatura científica sobre el glifosato al publicar un monográfico en el que lo calificó como “probablemente cancerígeno para humanos”. El organismo, dependiente de la Organización Mundial de la Salud, reconocía que hay “pocas pruebas” de la relación con el linfoma no-Hodgkins en humanos, pero consideraba suficientes los estudios hechos con animales como para establecer esa probabilidad.

Cuando salió la primera sentencia, en septiembre del año pasado, había unas 8.000 demandas similares en Estados Unidos contra Monsanto. Ahora hay más de 13.400 demandas de pacientes de linfoma no-Hodgkins o sus familiares. Solo la firma BHAG ha aceptado 1.600 casos, de los cuales ha presentado ya 500 en los juzgados, 300 de ellos en California…

La reputación de Monsanto tampoco ayuda. Se trata de una de las compañías más detestadas del mundo. En 2018, dos meses antes del veredicto de Johnson, fue adquirida por la alemana Bayer por 66.000 millones de dólares y una de las primeras decisiones fue eliminar la marca Monsanto, por la carga negativa que conlleva. Con la compra, Bayer heredaba también las demandas. Las acciones de Bayer han perdido el 44% de su valor desde la compra de Monsanto.

Monsanto ha recurrido las tres sentencias hasta ahora y sigue negando relación alguna entre el glifosato y el cáncer. Defiende los estudios publicados y defiende su etiquetado como correcto. No ha dejado traslucir la intención de llegar a ningún acuerdo en estas demandas. “Si mañana admiten que se equivocaron sería como admitir que llevan 45 años mintiendo”, dice Weisner. “Sería un cataclismo. Tienen sangre en las manos. ¿Cuántas vidas se han perdido?”.,,

Los productos que se usan para fumigar, no solo en la agroindustria sino también en las zonas urbanas, en contras de las plagas de la ciudad, deben ser toxicas para los insectos y roedores para cumplir su finalidad, pero no deberían ocasionar daños a las personas! Por tal motivo, Fumigación Universal, solo usa productos que no generen daño a sus clientes ni trabajadores, que sean autorizados por los organismos de salud competentes y además toma todas las medidas de seguridad necesarias, para realizar un servicio de calidad que tributen en la salud de todos. En Fumigación Universal estamos dispuestos a ayudarte!

 

------------

Autor: Oliver E. Fernández Y.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Psicólogo, Especialista en Salud Pública

Diplomado en Comunicación Social.



Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados