La limpieza es la clave

La limpieza es la clave

En estos  años de experiencia nos hemos percatado una y otra vez que el factor fundamental en el control de todo tipo de plagas pasa necesariamente por la limpieza. El concepto de manejo integral de plagas no hace sino reiterar la necesidad de utilizar algún otro factor que complemente la utilización de químicos y plaguicidas.

Estudios recientes confirman que ninguna plaga puede exterminarse por completo con la utilización de químicos. De allí la necesidad de aplicar el sentido común y ser observador sobre las razones por las cuales notamos la presencia plagas.

Suelo decir que nosotros somos los principales culpables de la infestación de bichos. Éstos no son sino una consecuencia de nuestros malos hábitos de limpieza o nuestra ausencia de salubridad.

Tanto en las casas y apartamentos como en los locales comerciales e industrias se puede observar que la presencia de chiripas, cucarachas y roedores es inherente a la cantidad de basura y desperdicios que solemos dejar.

Por comodidad o por costumbre los venezolanos tenemos la tendencia a comer en lugares indebidos como los cuartos. Es importante señalar que los insectos no requieren de grandes cantidades de comida para sobrevivir y las migajas de comida son una fuente importante y suficiente para su supervivencia y reproducción. Además es de resaltar que usualmente las plagas están lo más cerca de la comida o los desperdicios, especialmente en las cocinas de las residencias y cuando notamos chiripas y cucarachas en los baños y cuartos no es sino una reiteración de la mala práctica de comer en los cuartos ya que dichos insectos se adaptan al ser humano y a su presencia.

La limpieza no es aplicable solamente para el caso de las chiripas, cucarachas y roedores sino también para el caso de las garrapatas ya que el desaseo de los perros y la insalubridad del área donde se encuentran estos animales casi siempre es la razón por la cual las garrapatas suelen salirse de control. Por ello es importante mantener al perro limpio y aplicar un baño con algún garrapaticida cada 21 días y coletear el área con amitraz o cualquier producto que se consigue en el mercado.

Entonces para concluir el llamado es a entender que todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad en el éxito de cualquier control de plagas. Tanto en el ámbito residencial como comercial, los clientes que suelen llamarnos con más regularidad son aquellos que no cumplen con las condiciones mínimas de limpieza y por el contrario, aquellos que permanecen más tiempo sin plagas son aquellos que aplican un régimen de saneamiento del área mucho más exhaustivo.

Generalmente la responsabilidad recae solamente sobre la empresa de fumigación pero si no entendemos de una vez por todas que debemos formar un equipo cliente-empresa de fumigación ningún plan de control de insectos tendrá éxito en el largo plazo.

 

Escrito por Eccio Infante. Gerente general de Fumigación Universal C.A

 


Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados