¿Porqué las plagas desarrollan resistencia a los Insecticidas domésticos?

¿Porqué las plagas desarrollan resistencia a los Insecticidas domésticos?

Recomendaciones para evitarlo

Muchas veces no entendemos, ¿Porque un insecticida doméstico, que nos pareció eficaz la primera vez que lo compramos, ya no les hace nada a las plagas?. La respuesta es muy sencilla, la plaga ha desarrollado una resistencia al insecticida. En el presente artículo analizaremos ¿Porque las plagas desarrollan resistencia a los Insecticidas domésticos? Y lo más importante ¿Qué hacer para evitarlo?

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la resistencia de las plagas a los plaguicidas se define como: La evolución de un brote de insectos con la capacidad de tolerar dosis de veneno, que serían mortales para la mayoría de los individuos de una población normal de la misma especie.

A menudo, la resistencia de un insecto a un producto, modifica su sensibilidad a otros productos con compuestos similares a esto le llamamos resistencia cruzada, lo que sucede con mucha frecuencia, ya que la mayoría de los insecticidas domésticos de diversas marcas utilizan los mismos ingredientes, combinaciones de ellos o modo de acción y afectan al insecto en un punto de acción común.

Los factores de aparición de la resistencia son clasificados en cuatro grupos: Factores genéticos, Factores biológicos, Factores de hábito, Factores operativos. Los factores genéticos y biológicos no pueden ser modificados fácilmente por el hombre, pero deben ser bien conocidos para evaluar el riesgo de resistencia, los factores operativos están, bajo nuestra dependencia y tenemos que actuar sobre ellos.

Todos los mecanismos de resistencia tienen bases genéticas y conocerlas es fundamental para entender la evolución de la resistencia. Estos pueden ser:

  • Cambios en la producción de proteínas (duplicación génica/regulación). Pueden ser duplicaciones de genes o cambios en la regulación de los mismos que afecten a las enzimas detoxificadoras que confieren resistencia. El “prendido” o “apagado” de ciertos genes puede ocasionar la metabolización del insecticida.
  • Mutaciones. Sustitución, delación o inserción de un nucleótido en un gen que codifica para la proteína diana del insecticida. Así, al modificarse el sitio de acción el insecticida no puede unirse a él y el insecto sobrevive.

La resistencia en insectos puede evolucionar de diferentes maneras:

  • Resistencia metabólica: Es uno de los mecanismos más comunes y consiste en que los insectos resistentes pueden detoxificar o destruir la toxina más rápido que los susceptibles.
  • Resistencia en el sitio de acción: El punto donde el insecticida actúa en el insecto, puede sufrir alguna modificación que le impida su unión, reduciendo o eliminando su efecto.
  • Resistencia a la penetración del insecticida: En esta los insectos resistentes pueden absorber más lentamente el insecticida, debido a una cutícula externa con barreras que demoran su penetración.
  • Resistencia debida al comportamiento: los insectos resistentes, pueden detectar el peligro y evadir la acción de la toxina. Los insectos se dejan de alimentar o pasan a otras zonas donde el insecticida no está presente.

Recomendaciones para  evitar que las plagas desarrollen resistencia a los insecticidas:

Actuar sobre factores operativos:

  • Al aplicar un insecticida diferente a los productos utilizados anteriormente, en lo que concierne al modo de acción y al modo de eliminación.
  • Debe ser poco persistente y usar formulaciones que no liberen lentamente el ingrediente tóxico en el ambiente, se debe aplicar estrictamente la dosis recomendada, pues sola ella permite el control de los individuos, no se puede aplicar una dosis menor pues van a sobrevivir y desarrollar una dominancia del gen de resistencia (generándose un efecto parecido a la de las vacunas) y una dosis mayor en poblaciones cuya sensibilidad es ya un poco baja, aumenta también la resistencia.
  • Debe aplicarse la dosis adecuados para cada tipo de plaga, especie o subespecie.

Ampliar los métodos de control:

  • Diversificar los métodos de control permite disminuir la presión selección de los insecticidas. El Manejo Integrado de Plagas (MIP), es la mejor respuesta a esa preocupación. Se debe utilizar el MIP, con la meta de prevenir la resistencia.

El MIP es el método que utilizan las buenas empresas de fumigación en base a un conjunto de conocimientos y experiencias alternando: técnicas, métodos, equipos y los más sofisticados insecticidas que te proporcionan la mayor garantía de exterminio de las peligrosas plagas, que pudieran estar presente en tu hogar o empresas. ¿Quieres tener la garantía que las plagas serán exterminadas y no desarrollaran resistencia al producto que compras? Pues gracias a el MIP en Fumigación Universal estamos dispuestos a ayudarte!

 

------------

Autor: Oliver E. Fernández Y.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Psicólogo, Especialista en Salud Pública

Diplomado en Comunicación Social.



 


Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados