¿Qué fue lo que enfermó a todos los niños?

¿Qué fue lo que enfermó a todos los niños?

Soy dueño de una importante empresa que produce alimentos para mi país. Siempre he considerado que la calidad de los productos y el buen trato a los empleados debe ser la filosofía de todo buen empresario y considero que esa es la filosofía que practico. Desde hace tiempo, mis asesores en recursos humanos me recomendaron que realizáramos actividades recreativas para todos los trabajadores con la participación de sus familiares, con el fin de mejorar la integración entre todos y el bienestar colectivo. Pero al querer hacer una gracia, me salió una morisqueta!

 

Decidimos realizar la actividad en las áreas verdes de la empresa, consideramos que al hacerlo al aire libre seria excelente porque extremaríamos la cancha, el patio de bolas y el parque infantil que mande a construir para tal fin, además José que es nuestro jardinero mantiene todas las área hermosas. Desde luego la comida no faltó, utilizamos los diversos alimentos que producimos, preparados de manera exquisita por uno de los mejores Chef del país. Incluso pensé que esto sería una excelente estrategia publicitaria… Pero todo salió al revés!.

El desarrollo de la actividad fue por todo lo alto, asistió la prensa invitada y sucedió tal como se planificó: los familiares y los empleados practicaban sanamente diversos deportes en la cancha, yo me divertí muchísimo jugando Bolas Criollas y un sólido grupo de 17 niños no paraban de correr y reír por los alrededores de la empresa, el parque infantil les gusto muchísimo y la comida les pareció maravillosa!. Todo fue perfecto hasta unos días después.

Al poco tiempo, 17 de las trabajadoras de la empresa solicitaron reposo para atender a sus hijos que estaban enfermos. Me pareció extraño que los solicitaran de manera simultánea y de inmediato nos dimos cuenta que eran las mamas de los niños que asistieron a la actividad recreativa. A los pocos días comenzaron los rumores relacionando la enfermedad de los niños con los alimentos que preparamos en la actividad recreativa, ya que todos tenían los mismos síntomas de un Trastorno Intestinal: Diarrea, Debilidad, Falta de apetito, Anorexia y Dolores de cabeza. Una de mis trabajadoras culpo al Chef y al este defenderse se hiso publica la noticia, donde se ponía en tela de juicio la salubridad de los alimentos que producimos en la empresa.

Ante esta situación me reuní con el Médico de la empresa, el cual indico exámenes de laboratorio para todos los asistentes de la fiesta y se inició así una exhaustiva investigación donde participaron además autoridades sanitarias del Estado. Mas nadie se había enfermado, solo los niños! Ya con esto afortunadamente descartábamos los alimentos, pero entonces  ¿Qué fue lo que enfermo a todos los niños?

Los exámenes practicados a los niños indicaban que se habían contagiado de un tipo de parasito llamado comúnmente “Tenias” cuyo nombre científico es “Hymenolepis sps” y lógicamente tuvo que ser en la actividad recreativa, ya que las fechas coincidían con el lapso de tiempo del desarrollo de la enfermedad, además que este era el único lugar donde los niños habían estado junto. Pero si no fue la comida ni la bebida ya que los adultos también la habían consumido ¿Por qué se enfermaron solo los niños?

Todo se aclaró cuando Fumigación Universal realizó una inspección ampliada a todas las áreas externas de la empresa y descubrieron una infestación de Caracoles Africanos, rápidamente confirmamos la información cuando nuestro jardinero se incorporó del reposo, (él no había sido entrevistado ya que estaba de reposo durante toda la situación). José fue el primero en manipular los Caracoles sin las medidas preventivas recomendadas y el primero en enfermarse de Trastorno Intestinal. Días antes había tirado los Caracoles a la basura cerca del Parque donde fue encontrado por los niños.

En el Blog de la página web de Fumigación Universal leí un artículo científico titulado El Caracol Africano - Peligroso invasor en Latinoamérica que decía:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que tocar al caracol gigante africano puede ocasionar enfermedades como: meningitis, bronquitis, trastornos intestinales y encefalitis…

Por la facilidad de cometer errores al manipularlo, teniendo contacto directo con él o con algún utensilio que pudo impregnar de su baba y los riesgos de contraer alguna de las múltiples enfermedades que trasmite el Caracol Africano,  es recomendable dejar su exterminio en manos de empresas expertas en fumigación y control de plagas.

¿Deseas eliminar los Caracoles de los alrededores donde habitas con tus hijos y evitar las enfermedades que trasmite? Pues contrata a los expertos. En Fumigación Universal estamos dispuestos a ayudarte!

 

------------

Autor: Oliver E. Fernández Y.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Psicólogo, Especialista en Salud Pública

Diplomado en Comunicación Social.




Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados