¿QUÉ HAY DETRÁS DE LOS TÚNELES DE SANITIZACIÓN?

¿QUÉ HAY DETRÁS DE LOS TÚNELES DE SANITIZACIÓN?

Ante una temporada extensa de confinamiento, son diversas las medidas preventivas que se han adoptado para contrarrestar la propagación del virus, sin embargo; existe un gran desconocimiento sobre el uso de túneles y otras tecnologías para la desinfección de humanos, la cual consiste en el rociado de productos químicos o LUZ UV-C.

 

 
El uso de estructuras físicas como cabinas, túneles y puertas en establecimientos de comida, locales comerciales y principales centros de salud; no es recomendado debido a los dispositivos de pulverización y radiación a los que el ser humano está expuesto.

Un número importante de productos utilizados en cabinas o túneles de sanitización son compuestos a base de amonio, cloro, peróxido de hidróxido, alcohol entre otros compuestos como el ozono, los cuales son altamente nocivos a la salud.

¿CÓMO NOS AFECTA?

Estos productos han sido diseñados para la desinfección de superficies por lo cual no deben utilizarse en el cuerpo, ya que el contacto directo con la piel podría generar: irritación en las mucosas, en la piel, sistema digestivo y vías respiratorias. Por otra parte, un elemento también utilizado en estas cabinas de desinfección es el UV-C, totalmente nocivo a la salud, responsable de múltiples irritaciones en la piel, lesiones oculares y cáncer. Es importante recordar que la radiación UV- C puede generar emisiones de ozono contaminando el aire.

Por lo tanto, es preocupante que se utilicen diversos mecanismos para inactivar el virus en humanos que no son efectivos y que ocasionan tantos daños.

Para que la radiación o los productos químicos funcionen correctamente y logren una desinfección efectiva es necesario limpiar las superficies antes de la aplicación de químicos con una capa uniforme de solución química, evidentemente este proceso no es factible en los humanos.

Inactivar el virus requiere de un tiempo y dosis efectiva la cual no puede cumplirse en los túneles de sanitización con un simple rocío de producto y escasos segundos.

LA AMENAZA DEL COVID-19 PERSISTE

Si el virus se encuentra en el cuerpo, una cabina de sanitización no logrará inactivarlo. Incluso estudios del Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria, aseguran que el uso de túneles solo podría conducir a una mayor dispersión involuntaria del virus.

En estos momentos es vital aferrarnos a los protocolos de prevención comprobados para sentirnos más seguros a la hora de realizar nuestras actividades, bien sea en el lugar de trabajo o nuestros hogares.

Lavarse las manos regularmente con agua y jabón, toser en el codo y estornudar en pañuelos desechables, el distanciamiento social y la cuarentena a la primera señal de síntomas, siguen siendo las barreras básicas de transmisión recomendadas.

Descarga de las pdf RECOMENDACIONES PARA EL NO USO DE TÚNELES Y OTRAS TECNOLOGÍAS PARA LA DESINFECCIÓN DE HUMANOS UTILIZANDO ROCIADO DE PRODUCTOS QUÍMICOS O LUZ UV-C (231 KB)

 

 


Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados