¿Son efectivos y seguros los repelentes naturales contra insectos ?

¿Son efectivos y seguros los repelentes naturales contra insectos ?

Un repelente de insectos es una sustancia aplicada a la piel, vestidos, u otras superficies que evita que los insectos y los artrópodos en general trepen o suban por estas superficies. También hay productos repelentes basados en ultrasonidos.​ Los repelentes contra insectos evitan la propagación de ciertas enfermedades como la malaria, el dengue, la peste bubónica y otras.

Dos de los ingredientes activos que con regularidad son utilizados como repelentes de insectos son: El picaridin y el aceite de eucalipto de limón (oil of lemon eucalyptus, OLE).

 

Aceite de eucalipto limón (OLE): Es un aceite extraído de la resina del árbol de eucalipto natural de Australia [gum eucalyptus]; la sustancia química extraída se denomina PMD y ha demostrado su eficacia como repelente de insectos. El aceite esencial de eucalipto de limón, en cambio, es destilado de las hojas y pequeñas ramas del árbol de eucalipto de limón. El producto destilado contiene varias sustancias botánicas, incluyendo la citronela y una muy baja y variable cantidad de PMD. Diversas pruebas han encontrado que este ingrediente es una alternativa eficaz para el deet.

En nuestras más recientes pruebas de repelentes, por ejemplo, Repel Lemon Eucalyptus   protege contra los insectos por al menos 7 horas.  Sin embargo La EPA clasifica el PMD como un biopesticida, lo que significa que está sujeto a más pruebas de seguridad que los repelentes botánicos incluyendo el aceite de eucalipto de limón, pero menos pruebas que los repelentes químicos sintéticos como el deet y el picaridin. Tanto los reguladores federales y nuestros expertos coinciden que OLE es relativamente seguro.

Por lo tanto es importante usar los repelentes OLE con cautela y según lo indicado, porque cuando se aplica de manera indebida pueden causar una lesión ocular temporal. El producto no ha sido bien evaluado en los niños y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y Consumer Reports no aconsejan el uso de repelentes basados en OLE en niños menores de 3 años.

El Picaridin:  La molécula picaridin es sintética, lo que significa que es hecha en un laboratorio por farmacéuticos.  Pero se creó usando el modelo de una substancia química que se encuentra de manera natural en las plantas de pimienta negra.

Las investigaciones sugieren que en concentraciones de al menos 20%, el picaridin puede proporcionar tanta protección contra la picadura de insectos que el deet. Pero también se debe considerar  que la concentración importa.

Los repelentes que contienen picaridin son registrados por la EPA y están sujetos al mismo nivel de evaluaciones de seguridad de la EPA que el deet y otros químicos sintéticos. La agencia encontró, que picaridin es seguro aun para ser usado en bebés. Sin embargo, si se aplica de manera indebida el picaridin  te puede irritar la piel y los ojos. 

Los repelentes botánicos: Son aquellos con mayor probabilidad de tener la palabra "natural" en la etiqueta del producto, pueden incluir cualquier número de substancias químicas basadas en plantas. Algunas comunes son limonaria [lemon grass], citronela, menta, geraniol, soya y romero. Esos ingredientes pueden ser aceites extraídos directamente de plantas o químicos sintéticos que reproducen con exactitud su contraparte natural. 

Estos productos no son registrados en la EPA. Ya que la agencia no considera que los químicos que contienen suponen ningún grave riesgo de seguridad, y no se molesta en evaluarlos. Como resultado, las compañías que hacen productos botánicos no requieren probar a los reguladores federales que realmente funcionan. Y las pruebas de CR han encontrado repetidamente que no funciona bien entre estos sobresalen la limonaria o té limón [lemon grass] y el aceite de soya, que normalmente se ubican en los últimos lugares de  efectividad según diversas investigaciones.

Los químicos que hay en estos productos probablemente no te causen ningún daño grave por si solos, aunque sí se sabe que contienen alérgenos, a menudo en concentraciones más altas que otros productos naturales. Sin embargo, al usar un repelente botánico no registrado, te expones a un grave riesgo de enfermedades trasmitidas por los mosquitos y garrapatas, algunas de las cuales pueden ser mortales. 

Una de las complicaciones más comunes en los productos naturales, son los procedimientos de preparación donde comúnmente se cometen muchos errores que inciden en su efectividad. De tal forma que si lo que buscas es protegerte de los insectos de forma efectiva y sin riesgos, lo más recomendado es que contrates un servicio profesional de fumigación. En Fumigación Universal, ¡Estamos dispuestos a ayudarte!

 

------------

Autor: Oliver E. Fernández Y.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Psicólogo, Especialista en Salud Pública

Diplomado en Comunicación Social.



Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados