Tener un sistema de gestión de inocuidad en tu empresa

Tener un sistema de gestión de inocuidad en tu empresa

7 acciones que debes realizar, para tener un sistema de gestión de inocuidad en tu empresa. El mantenimiento y la higiene en una planta procesadora de alimentos o fármacos es una condición esencial para asegurar la inocuidad de los productos que allí se elaboren. Cuando se desea que la calidad de cualquier producto se mantenga, se hace fundamental no solo realizar una buena limpieza a las materias primas, equipos y demás elementos que se utilizan en la producción, sino que se hace fundamental siempre realizarlo bajo un Sistema de Gestión de inocuidad.

La ISO 22000 es una norma internacional sobre Sistema de Gestión de Inocuidad Alimentaria para la cadena de suministro, que va desde los agricultores y ganaderos; procesadores y envasado hasta el transporte y punto de venta.

Esta norma se puede extender hasta los proveedores de productos no alimenticios, como la limpieza y los fabricantes de los equipos.

La ISO 22000 puede ser utilizada en organizaciones de cualquier tamaño, además especifica todos los requisitos para un Sistema de Gestión de Inocuidad Alimentaria lo que genera que se lleve a cabo una comunicación interactiva, la gestión del sistema y de los programas.

La norma ISO 22000 se centra en asegurar la cadena de suministro, presenta principios para los sistemas de gestión integrados y se encuentra alineada con los principios del APPCCC del Codex Alimentarius.

El estándar internacional ISO 22000 se ha diseñado para que sea implantado en cualquier tipo de organización, de forma independiente del tipo de empresa, del tamaño, el sector y la ubicación geográfica que tenga.

Una manera sencilla de implementar un sistema de Gestión de Inocuidad es ejecutando las siguientes 7 acciones:

1. Documentación: Cualquier sistema de inocuidad se basa en documentación que la soporta, donde se plasman: políticas, procedimientos, instructivos y registros que desde luego se debe exigir su cumplimiento.

2. Tener un Plan HACCP: El cual es un sistema de administración que aborda la seguridad alimentaria a través de la identificación, análisis y control de los peligros: físicos, químicos, biológicos y más recientemente peligros radiológicos, desde las materias primas, las etapas de proceso de elaboración hasta la distribución y consumo del producto terminado.

3. Implementar Buenas Prácticas de Manufactura: Las cuales forman parte indispensable en el HACCP y todo lo referente al sistema de Inocuidad.

4. La instalación debe tener una cultura de seguridad de alimentos: No basta escribir una política de calidad e inocuidad y ponerla en la recepción de la empresa, es necesario constituir en todos los trabajadores un conjunto de hábitos que de manera conjunta irán desarrollando la cultura empresarial de inocuidad, de forma que todo no se queda en el papel.

5. Entrenamiento constante al personal: La instrucción o educación de los trabajadores y empleados a todo los niveles, en diferentes áreas y campos relacionados a los temas de seguridad es fundamental para transformar los hábitos que pasaran a ser la cultura de inocuidad.

6. Los recursos deben destinarse para invertir en mejora: En el caso de un sistema de Gestión de Inocuidad las empresas deben estar conscientes de que deben invertir constantemente en mejoras, los estándares de inocuidad son muy exigentes en cuanto a la infraestructura, instrumentos, maquinarias, etc. y eso solo se logra invirtiendo.

7. Conducir auditorías internas: Que nos ayudaran a dar seguimiento al Sistema de Gestión de Inocuidad implementado, de modo que se puedan corregir las debilidades o fallas que se detecten de manera inmediata, sin que se conviertan en hábitos perjudiciales para la cultura de la inocuidad.

Un adecuado Sistema de Gestión de Inocuidad es la mejor forma de evitar la aparición de plagas en tu empresa, aunque si ya has podido presenciar algún insecto, es posible que necesites la fumigación, cualquiera que sea el caso. En Fumigación Universal, estamos dispuestos a ayudarte!

 

------------

Autor: Oliver E. Fernández Y.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Psicólogo, Especialista en Salud Pública

Diplomado en Comunicación Social.


Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados