Top 6 de las peores enfermedades transmitidas por la pulga

Top 6 de las peores enfermedades transmitidas por la pulga

Muchas veces suponemos, que más allá de la simple molestia de la picadura que genera a nuestras mascotas, la pulga resulta ser inofensiva, pero esto ¿es realmente cierto? Las Pulgas forman parte de un grupo de pequeños insectos conocidos como ápteros y también sifonápteros por su nombre científico. Son parásitos externos hematófagos, es decir se alimentan de la sangre de tus mascotas o de los seres humanos. Pueden ejecutar saltos largos en proporción a su tamaño, pudiendo así alcanzar fácilmente a nuevos huéspedes, gracias a que en sus articulaciones poseen resortes de la proteína más elástica conocida.

 

La pulga puede transmitir varias enfermedades a nuestras mascotas y a nosotros los humanos, a continuación veremos los Top 6 de las peores enfermedades transmitidas por la pulga:

N° 6 Dermatitis Alérgica

A la picadura de pulga (D.A.P.P): Es la más frecuente en perros y gatos. Es lo que se conoce como reacción de hipersensibilidad. Esta reacción es independiente del número de pulgas que parasiten al animal, siendo suficiente la picadura de una sola pulga para desencadenar dicha respuesta.

N° 5. Dipilidiosis

Esta dolencia está causada por un parásito intestinal perteneciente a la familia de las tenías o gusanos planos; es decir, un cestodo de la especie Dipylidium caninum. Es la principal enfermedad que transmiten las pulgas, que son hospedadores intermedios de este parásito y los perros (hospedadores definitivos), se infectan al ingerir una pulga que a su vez esté parasitada con la fase larvaria del parásito, llamada cisticercoide. Muchas veces no da más sintomatología que prurito anal, y veremos que nuestra mascota arrastra el ano por el suelo y se lame la zona. Sin embargo, si la parasitación es elevada, podrán aparecer otros síntomas como un cuadro digestivo.

N° 4. Hemoplasmosis (Micoplasmosis)

Los signos clínicos más frecuentes son palidez de las mucosas (anemia), letargia, anorexia, pérdida de peso, depresión y fiebre. Para el diagnóstico de la infección, se extrae una muestra de sangre y se realiza un frotis sanguíneo (observándose las bacterias adheridas a los glóbulos rojos). Pueden usarse también otras técnicas diagnósticas complementarias. Para tratar esta infección, es necesario el uso de antibióticos específicos y en ocasiones, aunque los pacientes se recuperen clínicamente, la infección no llega a eliminarse por completo.

N° 3. Bartonelosis

Es una enfermedad mucho más frecuente en gatos y la especie predominante es Bartonella henselae, que también puede transmitirse a los seres humanos, sobre todo a aquellos con compromiso del sistema inmune, mediante el arañazo de un gato con uñas contaminadas con heces de pulga infectada. El vector principal de esta bacteria es la pulga del gato o Ctenophalides felis felis, que tiene distribución global. También se ha aislado Bartonella spp en otras especies de pulgas y garrapatas, pero no está clara su implicación en la transmisión de la enfermedad. Hay animales asintomáticos, presentando cuadros más graves aquellos pacientes inmunocomprometidos. En los perros, observamos como principales signos clínicos: epistaxis o hemorragia nasal, endocarditis, trastornos neurológicos, afecciones óseas, así como del hígado y bazo o lesiones vasoproliferativas.

N° 2. Tifus Murino

Enfermedad infecciosa de amplia distribución geográfica producida por Rickettsia tiphy, un bacilo de la familia de las rickettsias, es transmitido al hombre (zoonosis) a través de picaduras de pulgas infectadas. El principal vector de esta bacteria es la pulga de la rata, perteneciente a la especie Xenopsylla cheopis, constituyendo la rata peridoméstica el principal reservorio. Se considera una enfermedad infecciosa emergente y cada vez endémica en más zonas. Además de la implicación de la pulga de la rata, se ha demostrado de manera reciente la implicación de la especie Ctenocephalides felis (pulga del gato), tanto en el ciclo biológico como en la transmisión a las personas. Es por ello que tanto perros como gatos son considerados también reservorios de la enfermedad. Lo síntomas más frecuentes asociados a esta enfermedad en humanos son: fiebre aguda, artromialgias (dolor articular), cefalea (dolor de cabeza), fatiga y exantema (erupción rojiza de la piel asociada a la fiebre). En un pequeño porcentaje, se dan casos más graves en los que puede haber fallo multiorgánico, dificultad respiratoria, shock, convulsiones, etc.

N° 1. Peste Negra o Peste Bubónica

La pulga de la rata durante la edad media fue el vector de la bacteria Yersinia pestis, causante de la enfermedad. Sus principales y vistosos síntomas son los bubones o ampollas enormes provocadas por la bacteria, muy desagradables.  La peste necesita de las ratas como reservorio y las pulgas como vector para propagar la enfermedad, aunque se dice que este tipo de pulga puede estar presente también en perros y gatos.

Se estima que a lo largo de la historia han muerto de peste más de 200 millones de personas, convirtiéndose así en una de las enfermedades infecciosas más letales. En términos generales se considera que han existido tres grandes pandemias de la enfermedad: la peste de Justiniano que se desarrolló entre los siglos VI y VIII; la segunda pandemia que se ha llamado la peste negra produjo sucesivos brotes en Europa entre los siglos XIV y XVIII; y la tercera pandemia de peste, que surgió en China durante el siglo XIX.

La antigüedad de esta enfermedad nos lleva a pensar que es una historia ya superada, pero ¿es real esta afirmación?

Según datos de la Organización Mundial de la Salud Entre 2010 y 2015 se notificaron 3248 casos en el mundo, 584 de ellos mortales. En la actualidad la peste está presente en todos los continentes, excepto Oceanía., los tres países más endémicos son: Madagascar, la República Democrática del Congo y el Perú. Sin embargo casi cualquier país del mundo es susceptible a esta enfermedad.

Si en tu hogar has observado la presencia de este terrible insecto, lo primero que te recomendamos es llevar a tu mascota a un veterinario, pero ten en cuenta que con el tratamiento correcto las pulgas abandonaran a tu mascota saltando a los mamíferos más cercanos. No esperes contraer una enfermedad, ¿Te interesa proteger a tus mascotas y a tu familia? Busca a los expertos, en Fumigación Universal, estamos dispuestos a ayudarte!

 

------------

Autor: Oliver E. Fernández Y.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Psicólogo, Especialista en Salud Pública

Diplomado en Comunicación Social.


Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados