Fumigación contra Arañas. El secreto de su exterminio

Fumigación contra Arañas. El secreto de su exterminio

Las Arañas suelen ser  molestos artrópodos de la clase “Arachnida” lejanamente emparentadas con los insectos  presente en nuestras casas, comercios y empresas su telaraña suele ser símbolo de poco aseo y descuido los que frente a una visita o cliente puede generar muy mala impresión. Pero peor aún que este efecto, es el pánico que puede causar algunas personas y lo peligroso de sus picaduras que puede causar desde ligera inflamación hasta la muerte.

 

Hasta la fecha se han descrito más de 46.500 especies, de arañas, y 110 familias han sido recogidas por los taxónomos; Todas las arañas, salvo las de la familia Uloboridae, son venenosas sin embargo, Solo algunos grupos son realmente peligrosos para los seres humanos. Como regla general, las arañas son demasiado pequeñas para atravesar la piel humana con sus quelíceros. De las que pueden hacerlo la mayoría producen efectos someros y locales, pero unas pocas especies pueden producir intoxicaciones sistémicas severas o necrosis (muerte del tejido) localizadas pero extensas. Las arañas más venenosas son de los géneros Atrax y Hadronyche, unas 35 especies localmente conocidas como arañas de embudo, por la forma de las entradas a las redes tubulares que fabrican. Los primates, incluidos los seres humanos, son especialmente vulnerable a su veneno pudiendo causar la muerte.

Las condiciones que pueden facilitar su habitad suele ser muy básicas, casi cualquier lugar que le proporcione: agua, refugio y comida puede facilitarle su existencia, por lo que es recomendable: la limpieza frecuente, una buena iluminación y la eliminación constante de telarañas. En el caso de ya poseer Arañas, lo mejor solución es la fumigación.

Aun cuando existen muchas estrategias con los que se ha intentado eliminar los Mosquitos, ninguno es tan efectivo como la fumigación con Deltametrina y Fipronil, productos que han sido autorizados por el Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral (INSAI) por presentar un mínimo riesgo para la salud humana y máxima efectividad contra los mosquitos.

La Deltametrina, deben su éxito a que en los insectos, impide el normal funcionamiento de los canales de sodio, de modo que no se transmiten los impulsos nerviosos. Mientras que por su parte el  Fipronil, es una neurotóxina que actúa bloqueando la inhibición del GABA ocasionando una sobreexcitación del Sistema Nervioso Central, que genera la muerte del insecto.

El secreto de su exterminio, consiste en la combinación de los insecticidas Deltametrina y Fipronil, en una aplicación de termonebulización en todas las áreas internas de la empresa o residencia. Adicionalmente la aplicación de líquido en aspersión en las áreas externas de la residencia.

Es fundamental, a la hora de contratar una buena empresa de fumigación, que la misma cuente con las siguientes características: Una cartera amplia de clientes, servicio de manejo integrado de plagas (MIP), personal calificado, certificados, permisologías y garantía avalados por los entes competentes (CORPOSALUD, INSAI, INSALUD).  Contrato que exponga detalles de todos los elementos vinculados a la prestación del servicio, tales como: Rif, registro mercantil, producto insecticida, técnica de fumigación , garantía, etc. Además que ofrezca un conjunto de recomendaciones y sugerencias antes del servicio y posteriores al mismo.

Al asegurarte que la empresa de fumigación que buscas, cumple  con estos requisitos y que utiliza los métodos,  así como los productos  que te hemos mencionado, te darás cuenta que has conseguido el secreto del exterminio de los mosquitos. En Fumigación Universal estamos dispuestos a ayudarte!

 

------------

Autor: Oliver E. Fernández Y.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Psicólogo, Especialista en Salud Pública

Diplomado en Comunicación Social.



 


Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados