Fumigación, sanitización o desinfección

Fumigación, sanitización o desinfección

Suele ser un gran dilema cuando se trata de industrias, ya que cada proceso es muy concreto y se aplica en situaciones muy específicas. En ocasiones, muchas personas suelen confundir estos términos, y es que la diferencia es realmente poco conocida. La principal diferencia es que el desinfectante debe poseer una mayor capacidad para matar bacterias patógenas en comparación con la de un sanitizante.

 

Solicitar Cotización

Acá te compartiremos una definición mucho más específica:

Un desinfectante es un químico que destruye completamente todos los organismos listados en su etiqueta. Los organismos que matan son bacterias que causan enfermedades y patógenos y podrían o no matar virus y hongos.

Desde un punto de vista legal (según la EPA), los desinfectantes deben reducir el nivel de bacterias patógenas en un 99.999% y en un lapso de tiempo superior a 5 minutos, pero que no exceda a 10 minutos.

Mientras que un sanitizante es un químico que reduce el número de microorganismos a un nivel seguro. No necesita eliminar el 100% de todos los organismos para ser efectivo. Los sanitizantes no matan virus y hongos, en una situación de preparación de alimentos, el sanitizante debe reducir la cuenta de bacterias en un 99.999%. Los sanitizantes requieren matar el 99.999% de los organismos presentes en 30 segundos

La duda surge cuando realices la pregunta…

¿CUÁL ES MÁS CONVENIENTE PARA MI NEGOCIO?

Acá, lo importante es tener en cuenta el rubro de tu negocio, si laboras con procesadoras de alimentos, si se trata de almacenes, productos químicos, plásticos, tóxicos, metalúrgica entre otros.

Otro elemento a tener en cuenta es el tipo de plaga presente y la magnitud de su invasión. Esto determinará el procedimiento y el producto a utilizar.

Un manejo integrado de plagas

El manejo integrado de plagas o también conocido como (MIP) es una estrategia que reúne las técnicas, prácticas y métodos de control de plagas disponibles, en un programa para la prevención de cualquier tipo de plagas en los procesos productivos y evitando un daño económico importante.

Generalmente inicia con una inspección para identificar los puntos claves, luego con levantamiento para identificar todos los posibles riesgos y posteriormente la implementación del programa y la fumigación.

Solo los especialistas pueden ayudar a determinar que procedimiento requiera tu local comercial o industria. No es algo que se determina a simple vista, Todo lo contrario; requiere de un análisis exhaustivo para determinar los requerimientos correspondientes.

Si buscas efectividad en el exterminio de plagas para optimizar tu negocio, contratar una buena empresa de fumigación es la mejor decisión.


Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados