¿Qué es más efectivo, los insecticidas domésticos o la fumigación profesional?

¿Qué es más efectivo, los insecticidas domésticos o la fumigación profesional?

Las plagas suelen ser un tormento para las familias y las empresas que suelen padecerlas. Saber que muchas de ellas son más antiguas que la especie humana y que han logrado sobrevivir incluso a cataclismos en el planeta, nos proporciona una idea de su capacidad de resistencia a la posibilidad de exterminarlas.

No sería de nuestro interés eliminarlas si no existieses datos científicos que comprueban ser las principales generadores de enfermedades, muertes e incluso pandemias a lo largo de la historia, que en ocasiones han estado a punto del exterminio de la raza humana. 

Cuando es nuestra prioridad eliminar las plagas, surge en nuestras mentes una pregunta muy importante, ¿Qué es más efectivo, los insecticidas domésticos o la fumigación profesional? A continuación brindaremos datos interesantes que le permitirán a usted responder esta pregunta:

1.- Calidad del Producto: Aun cuando en ambos casos los productos están hechos por prestigiosas empresas, que basan la calidad de su producto en investigaciones científicas. La inmensa gama o variedad de productos, nos coloca en la difícil tarea de escoger uno entre muchos, que sin poseer la experiencia ni el conocimiento, nos deja a la disposición de la pura publicidad muchas veces engañosa. Mientras que el profesional realizara una selección de su producto basado en su conocimiento, en su vasta experiencia y bajo la presión de que está en juego su prestigio y sustento, en dependencia de la calidad del producto que utilice para realizarte el servicio de fumigación.

2.- Aplicación del producto: A la hora de exterminar las plagas no solo se debe considerar la calidad del producto, sino también su modo de aplicación. Aun cuando en la etiqueta de la gran mayoría de los insecticidas domésticos, exponen detalles de cómo se debe aplicar, nunca ese conocimiento será tan profundo como el que posee un profesional de la fumigación, que además incluye la experiencia netamente practica de enfrentarse día a día con las plagas como su actividad cotidiana.

3.- Peligrosidad: Cuando compramos un insecticida doméstico, nos exponemos a una inmensa cantidad de riesgos a nuestra seguridad y la de nuestros hijos, entre los que podríamos mencionar: Intoxicación al exponernos al producto, Envenenamiento (de niños pequeños que por curiosidad o suicidios de personas deprimidas), Alergias cuando se aplica el producto, explosiones (de los Insecticidas en aerosol al exponerse al calor o ser perforados), incendios de los insecticidas en espirar, entre muchos otros. En cambio estos riesgos son prácticamente nulos, cuando dejamos la tarea de fumigar en manos de profesionales.

4.- Instrumentos o herramientas de aplicación: Muchas veces en dependencia de la plaga a eliminar y por los lugares recónditos donde estos se esconden, un instrumento o herramienta de aplicación juega un papel fundamental y los instrumentos  a usar pueden hacer la diferencia. Mientras que el insecticida doméstico solo proporciona un método de aplicación, el fumigador profesional, posee un amplia variedad de instrumentos y herramientas que van desde: Termo nebulización, aspersión, polvo, trampa jaulas, Gel con feromonas, Control de Tribolium mediante encarpado para granos almacenados y silos, etc. Que junto a sus conocimientos de uso según sea el caso y tipo de plaga proporcionan una garantía de efectividad.

5.- Garantías y Permisos: Con la proliferación de las falsificaciones, el contrabando y la publicidad engañosos, muchas veces la compra de un insecticida comercial no nos proporciona la seguridad ni la garantía que hace alarde en su etiqueta. En cambio la negociación directa con una empresa de fumigación, la firma de un contrato de servicios y la vista o comprobación que la empresa de fumigación posee todos los permisos legales para su funcionamiento, nos ofrece una garantía de éxito.

5.- Diversidad de Métodos: Cuando compramos un insecticida comercial solo estamos comprando un método de aplicación que en ocasiones no se ajusta a la plaga o las condiciones que subsiste en nuestra casa o empresa. En cambio una empresa de fumigación respetable ejecuta diversidad de métodos y la combina de manera tal que en base a su conocimiento y experiencia garantizan un exterminio de la plaga.

Por todos los elementos antes analizados, se pudiera concluir que si lo que usted busca es efectividad en el exterminio de plagas, debe inclinarse por la opción de contratar una buena empresa de fumigación y para ello, en Fumigación Universal, estamos dispuestos a ayudarle!

 

------------

Autor: Oliver E. Fernández Y.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Psicólogo, Especialista en Salud Pública

Diplomado en Comunicación Social.



 


Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados