!Se me dañó toda la comida!

!Se me dañó toda la comida!

Hola soy María, hace unos meses atrás creí conseguir la solución perfecta para mí. Yo como muchas personas en mi país afectada por la inflación y los sobreprecios de los alimentos decidí aplicar el viejo refrán que dice: Si no puedes con el enemigo, únetele!. Así que por medio de un contacto que tengo en una empresa (que no voy a decir su nombre), decidí comprar los principales alimentos de consumo bultos de 25kg y 50kg,  con dólares que me mandaba mi hijo desde el extranjero, para mi consumo y para revenderlos desde mi casa, como muchos hacen.

 

Lo primero que compre fueron unos bulto de  Harina de Maíz, Azúcar, Pasta y Arroz, colgué un cartelito en la reja de mi casa y le ofrecí por Facebook y WhatsApp  a los amigos y conocidos que no les gusta hacer cola, todo me pareció muy fácil, no tenía ni que salir de mi casa, mi contacto lo traía, por su puesto a ellos le convenía porque me lo vendía un poco por encima del precio permitido y yo como tenía que ganarle algo también le aumentaba, total no obligaba a nadie el que lo quería tenía que pagar su precio.

Mi negocio iba muy bien, aunque me seguía molestando cuando tenía que comprar los otros productos que yo no vendía a sobreprecio, como en ocasiones no me alcanzaba el dinero, decidí pedirle a mi hijo más dólares y continúe comprando cada vez un poco más de productos, al poco tiempo tenía dos cuartos de mi casa llenos del piso hasta el techo, de diversos productos alimenticios y como en muchos lugares escaseaba me lo continuaban comprando a mí, casi que al precio que me diera la gana. Llego un momento que hasta pude irme de paseo unos días fuera del país y por una semana me di la gran vida, pero todo cambio.

Un día llego una vecina amiga de toda la vida, reclamando que la harina que me había comprado tenía gorgojo, yo no le creí así que le dije que seguro se había confundido de paquete y que en todo caso fuera a reclamar a la fábrica, yo solo la vendía. Horas después llego otra persona diciendo lo mismo, tampoco se la cambie, pero comencé a revisar algunos paquetes y pude notar algunos pequeños animalitos saliendo de ellos, los tome y los vendí un poco más barato a un desconocido por medio de otro Facebook que abrí y que entregue en un centro comercial.

Decidí limpiar bien a fondo y conseguí otros roídos por ratones, que decidí no perderlos ya que estaba casi completo regados en el piso, así que los recogí en una bolsita de medio kilo y los vendí detallado un poco más barato pero aun ganándole. Puse algunas trampas de ratones y me compre un insecticida en la bodega y fumigue yo misma. Listo! creí resuelto el problema. Pero no fue así.

La mayoría de los vecinos dejaron de comprarme, luego que una señora me grito desde la puerta de mi casa, que la azúcar que le vendí tenía chiripas muertos y que además olía a insecticida. Esa misma tarde otra vecina me reclamo que su hijo se había enfermado por mi culpa y al día siguiente alguien escribió en las paredes de mi casa “Bachaquera estas enfermando al país!” todos los vecinos se habían convertido en unos envidiosos, claro como a mi si me iba bien en los negocios.

Luego continúe vendiendo por internet, pero era mucho más difícil: tenía que trasladarme con la mercancía a otros lugares, en ocasiones me dejaban esperando, una vez me robaron lo que llevaba y en muchas otras ocasiones recibí insultos por Facebook solo porque tenía uno que otro gorgojo. Me molesté con mi proveedor cuando le reclame que me estaba trayendo la mercancía contaminada con plagas y tuvo la osadía de decirme que tenía que ser más aseada y contratar una empresa de fumigación, luego de ese día mas nunca me trajo mercancía.

Aller me di por vencida cuando revise los cuartos vi muchos paquetes rotos y conté 6 ratas inmensas comiendo los alimentos, mantuve la esperanza hasta el último paquete, pero todos tenían algún insecto, saque: cucarachas, chiripas, gorgojos, ratone, ratas y hasta unos insectos que aún no sé cómo se llaman. Tuve que pagarle a unas personas para que me ayudaran a botar la comida y a los primeros que les dije me insultaron al ver todos los alimentos perdidos, Se me daño toda la comida!

Quiero comenzar de nuevo, pero necesito de la ayuda de ustedes, serán que pueden ayudarme?

En el anterior correo dirigido a Fumigación Universal, fueron cambiados y omitidos los datos persónales de quien escribe, con el fin de respetar su anonimato y fue publicado con el objetivo de educar a los lectores de este Blog, sobre todos los inconvenientes que se producen cuando se incurre en el acaparamiento doméstico (que no respetan las normas de almacenamiento) y las ventas ilegales a sobreprecio.

Para un buen Almacenaje de Alimentos se deben cumplir una serie de criterios y acciones donde el control de plagas por medio de la fumigación es fundamental y lo que garantiza dichas acciones es la presencia de los permisos y certificados sanitarios emitidos por los organismos legales. En Fumigación Universal estamos dispuestos a ayudarte!

 

------------

Autor: Oliver E. Fernández Y.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Psicólogo, Especialista en Salud Pública

Diplomado en Comunicación Social.



 


Imprimir   Correo electrónico

Artículos Relacionados